El equipo de Mesón Puerta del Convento en su afán por difundir los valores de la gastronomía y materia prima andaluza, crea menú “Tierras del Genil” una propuesta que deleita a todos quienes la descubre con los mejores productos, sabores y aromas que encierran la tradición de nuestra cocina con nuestro sello diferenciador.

Benamejí es Ribera del Genil y es Subbética Cordobesa, es Córdoba y tiene mucho de Málaga, sin duda nuestra orografía marca nuestro carácter y también nuestra cocina.
El menú Tierras del Genil, lleva un mucho de esa esencia.

Para disfrutar de esta delicia para el paladar que mejor que hacerlo en nuestro salón-comedor donde se encontrará en un ambiente cuidado, cálido y acogedor, cuenta con chimenea y una decoración tradicional benamejicense donde destaca la alacena y las pinturas decorativas de los techos, típicas en los zaguanes benamejicenses y consideradas patrimonio inmaterial de Andalucía.

El primer plato es una Tabla de embutidos y queso denominada “Puerta de la Subbética” donde toman protagonismo los quesos de Zuheros y los embutidos de Iznajar y Rute, destacando el relleno de carnaval tan tradicional en la comarca de la Subbética Cordobesa.

Continuamos con la ensalada de las “Huertas del Genil” plato tradicional de los hortelanos benamejicenses, que labraban sus productos a orillas del Genil. Este plato tiene un toque innovador que le aporta mucha más frescura sin perder un ápice de su tradicional sabor.

No podía faltar en este menú la presencia del melón, producto más mediático de la gastronomía benamejicense, motor de desarrollo de nuestra localidad, y que en forma de sorbete de mojito de melón, da frescura a nuestro paladar antes de pasar al plato principal.

La carrillada con salsa del convento, sin duda se ha convertido en la mejor incorporación a nuestra carta un plato que cautiva y sorprende a todos los que la prueban, acompañada con patatas paja y una espectacular salsa de batata.

Para finalizar que mejor que hacerlo con el sabor de la tradición y dos recetas ancestrales, de postre gachas de la abuela y un chupito de rosoli.

Qué mejor que acompañar este menú con los buenos y generosos vinos de la DO Montilla-Moriles.

Disfrútenlo!!